Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra Web para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Sigue nuestro blog
¿Qué es una versión vectorial?
El formato es una imagen compuesta de vectores. A diferencia de una imagen de matriz que tiene un tamaño definido, puede ampliarse indefinidamente, sin perder calidad de imagen.

Ejemplo de formatos vectoriales:

.AI
La extensión .AI es la extensión propia del software Adobe Illustrator (solo puede ser abierto por este software).
.EPS
PostScript encapsulado (EPS) es un conocido formato de archivo para transferir ilustraciones vectoriales entre aplicaciones.
.PDF
El formato PDF es un formato universal, ya que puede ser abierto tanto por software de edición, como Illustrator, o utilizando un software gratuito o un navegador web.
.SVG
El formato SVG es el formato vectorial para la web (no es impimible).

¿Por qué es necesario?

El formato vectorial es necesario para muchos trabajos de diseño e ilustración. Todos aquellos elementos que tengan que ser escalables deberán ser planteados como vectoriales, por ejemplo un logotipo. Este formato también es necesario si un diseñador necesita hacer cambios en tu logotipo (como por ejemplo cambios de color).
Fórmate a coste cero en:
PASOS PARA QUE LA FORMACIÓN ONLINE SEA UN ÉXITO
Con la actual crisis global que nos afecta, muchos de los centros de formación y academias hemos tenido que potenciar ineludiblemente la formación online a distancia, continuando en la carrera de la formación para y por el empleo.
Nuestros alumnos en búsqueda de empleo y los trabajadores en activo/ ERTE, autónomos no pueden esperar para seguir mejorando sus habilidades y ser más competitivos en el mercado laboral, que cada día se vuelve más exigente e inseguro.
Los docentes de formación profesional para el empleo hemos asumido esta nueva realidad con entusiasmo y altas expectativas, pero prepararse para este nuevo reto ha sido también tarea obligatoria.
¿Qué tiene la formación online de diferente con respecto a la formación presencial?
¿Podemos aplicar alumnos y tutores la misma metodología de aprendizaje/enseñanza?
Veamos 6 reglas para que nuestra formación online se convierta en un proceso enriquecedor:
  1. El alumno es el responsable y PROTAGONISTA de su aprendizaje, por lo tanto, su actitud tiene que ser constante, flexible y en estado plenamente activo. ¡Adiós al estado pasivo de una clase presencial! El alumno online tiene que aprender a gestionar su tiempo para aprender: sin una correcta autogestión, la formación será un fracaso.
  2. Necesitamos desarrollar estrategias de aprendizaje con autonomía, fomentando la búsqueda, selección y difusión de la información. Hablamos de formación just in time y just for me. El alumno tiene que potenciar sus propias capacidades de estudio, con su ritmo y su experiencia, para aprovechar el curso en el período estipulado. ¡Cuidado con los miedos al exceso de información! ¡Tranquilidad!
  3. El tutor es un FACILITADOR del proceso de aprendizaje, disponible para favorecer el ambiente colaborativo y la interacción entre los alumnos y los contenidos. Adiós al profesor que explica, mientras otros callan durante 1 hora. El tutor tiene que luchar día a día porque sus alumnos no se sientan abandonados, durante la acción formativa.
  4. La evaluación de este tipo de formación tiene que centrarse no sólo en los criterios objetivos y técnico como los exámenes, sino también en la medición de competencias y actitudes transversales. Importante SABER, pero también SABER HACER Y QUERER HACER.
  5. El trabajo colaborativo es esencial. No sólo aprender del contenido y el tutor: necesitamos leer a los compañeros, debatir con ellos, ampliar la información acudiendo a la web, etc. La tecnología y el uso de apps colaborativas como Whatssap, por ejemplo, están permitiendo que nuestros alumnos, con menos conocimientos digitales, también puedan inscribirse en estos cursos. ¿Sabías que ya permite hasta 50 participantes en línea? Potenciar el uso de este tipo de recursos es también labor del tetetutor y una manera de romper con la llamada “brecha digital”.
  6. Fundamental relacionar las competencias del curso con la realidad laboral del alumno. A mayor relación entre competencias adquiridas con trabajos/estudios/intereses de los alumnos, más motivación y nivel de satisfacción tendrán.
Tutores y alumnos, es hora de tomar las riendas de la formación online, que llevaba años intentando conquistarnos al 100%. Ahora ya es indiscutible su dominio absoluto, pero sacarle partido no siempre es fácil.
En Grupo Colón IECM queremos seguir formándote desde casa, a tu ritmo y con tus necesidades, sin olvidar el enorme compromiso que exige por todos los actores involucrados: administración, asesores de formación, responsables de cursos y tutores. Pongamos en valor una formación gratuita y de calidad y démosle a la educación el sentido que merece.
Luis Barrabí, Project Manager Zoho Campaigns y tutor Elearning
El resurgir de los códigos QR y la vuelta a los restaurantes
Hace unos años apareció el código Bidi, el cual prometía ser una revolución en el mundo de la interactividad y acceso al contenido multimedia. Se trataba de un código de pago que con la aparición del código QR, gratuito, desapareció. El QR no es otra cosa que un código de respuesta rápida (Quick Response) que une el entorno físico con el digital mediante un código de barras que permite el acceso a páginas web, contenidos descargables, vídeos… Se presenta de forma cuadrada, un gráfico en el que dirigiendo la cámara del teléfono móvil puedes acceder a la información que el negocio desea comunicar. A pesar de su utilidad, en el momento de su aparición el auge por dichos códigos no duró demasiado. Con la aparición de la pandemia ha vuelto a ponerse de moda. El hecho de evitar la transmisión mediante objetos ha hecho que celulares y este código se hayan convertido en herramientas indispensables para muchos sectores. Un buen ejemplo es la digitalización de las cartas de los bares y restaurantes.
Por eso, una buena gestión del negocio implica utilizar recursos como este para poder salvar la atención al cliente en tiempos de crisis. Los códigos QR pueden tener diversos tamaños, colores e incluso dibujos insertados. Es indudable que el código QR ha vuelto para quedarse en esta nueva normalidad en los escaparates, en paradas de autobuses, mesas de restaurantes y sin fin de locales…
El código QR puede generarse de forma online o con programas como InDesign de forma 100% gratuita. Este tipo de soluciones digitales para negocios de restauración y hostelería ha visto crecer sus servicios en los últimos meses. En la transformación digital de cualquier local, podemos exprimir sus ventajas haciendo de éste un espacio interactivo y que no solo se limite a la digitalización de una carta en un pdf estático. Algunos locales ofrecen, además, la posibilidad de pedir y acceder al pago. Cuando éste se efectúa, se prepara el pedido y una vez listo da aviso al usuario para que éste pueda acercarse a retirarlo. Una vez que el cliente realiza el pedido, reciben una notificación en su sistema web, imprimir la comanda y preparar la orden.
No obstante, ha presentado en su inicio algunas barreras fruto del desconocimiento por parte de los consumidores, mientras que ya se plantea más que superado puesto que la mayor parte de los dispositivos móviles integran la detección de este código en la cámara fotográfica. Una propuesta ecológica y económica que elimina recibos y tickets innecesarios.
Paco Rosco, profesor de Ilustración y Dirección Creativa de Grupo Colón-IECM
Tu formación de siempre, más segura que nunca
¡Empezamos nuevo curso! La cuenta atrás ha terminado y con ella el regreso a las aulas. Dadas las circunstancias, las inquietudes y las dudas sobre cómo se producirá el retorno a las clases nos lleva a preguntarnos cómo comenzar el nuevo año académico de forma segura y sin que ello repercuta en la calidad de la oferta formativa a la que accedemos. La presencialidad es uno de los asuntos principales del nuevo curso para las distintas regiones. A falta de instrucciones precisas y pautas claras de actuación, Grupo Colón-IECM planteamos distintos escenarios para que la incorporación a las aulas sea igual de satisfactoria que en años anteriores y sigamos reforzando nuestras competencias profesionales. Hablamos del Aula virtual y la Teleformación, ¿queréis conocer sus diferencias? Echad un ojo a sus características:

Aula virtual

Entre las medidas excepcionales que se han adoptado para hacer frente al impacto del Covid-19 en el área formativa, Grupo Colón-IECM ha sustituido parte de su plan formativo presencial por la modalidad de Aula virtual.
  • En Aula virtual, la impartición de las clases se desarrollan sincrónicamente entre alumnos y profesor mediante videoconferencia. Ambos deberán estar conectados en un horario específico de lunes a viernes y cumplir con la asistencia estipulada, del mismo modo en el que se llevaría a cabo la impartición de una clase tradicional.
  • A fines didácticos, cada docente aplica diferentes metodologías, como pizarras virtuales y electrónicas, pases de diapositivas, etc. Consiste en un método muy similar al que se desarrolla en una clase presencial, donde los profesores enseñan en tiempo real la materia y los alumnos interactúan de manera directa.
  • Para la superación del curso y obtención del diploma, el alumno deberá conectarte el 75% de las horas acordadas, por lo que las ausencias no pueden superar el 25% del total, aún estando justificadas. Deberá, además, aprobar el examen final que se realizará de forma presencial, en caso de tratarse de un Certificado de profesionalidad, o mediante un breve control en el Aula virtual, para el resto de las formaciones.

Teleformación

La teleformación es un método de aprendizaje que se realiza vía online, sin estar estrictamente sujeta a un horario específico, ni a un lugar en concreto. A diferencia de la modalidad Aula virtual, el alumno podrá avanzar con el desarrollo de las unidades formativas y ejecución de parciales, adaptándolo a su ritmo y disponibilidad horaria. No obstante, ésta sigue siendo una formación muy personalizada, pues el teletutor realizará un seguimiento de los avances de cada alumno y apoyará a quien necesite resolver dudas, consultas y guiar a quien tenga dificultades para continuar. Es el responsable del aprendizaje del alumno y el encargado de dinamizar, orientar y hacer un seguimiento personalizado y exhaustivo de los avances de éste.
  • El teletutor se encarga de acompañar a los estudiantes durante el proceso de aprendizaje haciendo uso de los diferentes canales de comunicación a su alcance. Propone la realización de actividades y fomenta la participación de los alumnos, abriendo líneas de debate entre éstos en los foros disponibles. Deberá estar disponible en un horario específico de tutoría diaria en el chat de la plataforma virtual, al que cualquier alumno tendrá acceso.
  • Para la superación del curso y obtención del diploma, el alumno deberá aprobar como mínimo el 75% de los controles. Estos contenidos son los exámenes parciales y el examen final.
¿Te animas a continuar con tu formación de siempre? ¡Cientos de cursos están esperándote!
Una nueva forma de aprender
Dicen que cultivar la faceta creativa durante la infancia puede ser la clave del éxito educativo. Si a los procesos educativos se les incorpora este elemento natural, el resultado va a ser mucho más beneficioso. El juego es una actividad innata en el ser humano, es parte de su propio desarrollo. Está inmerso en casi todas las actividades que lleva adelante, sin embargo existen diferentes motivadores que lo hacen partícipe de él. Las personas pueden jugar por el hecho de sentir la satisfacción de ganar, por diversión, por demostrar habilidades, entre muchas otras. Pero, ¿que sucede cuando extraemos dinámicas de juego en ambientes como plataformas virtuales de educación? Uno de los recursos que va haciéndose hueco poco a poco entre los profesores en sus dinámicas es la gamificación. Es decir, la unión del concepto ludificación y aprendizaje. Potenciando el aprendizaje basado en el empleo del juego, que facilite la motivación por el contenido, así como la creatividad de los individuos.

¿Cuántas horas pasa la juventud entre pantallas?

Uno de cada cuatro niños españoles pasa más de dos horas diarias frente a la pantalla durante su tiempo libre. Si a esto le sumamos la situación de excepcionalidad que ha vivido el curso escolar, junto con la continuidad de las vacaciones, el tiempo de exposición se incrementa. ¿Por qué no aprovechar ese tiempo y recursos tecnológicos para fines más pedagógicos? Existen multitud de actividades que podemos desarrollar:
  1. "Serious game": metodología de trabajo basada en utilizar el juego como recurso de aprendizaje. Esto podría ser un juego como "pasapalabra" para aprender vocabulario. Existen varias aplicaciones que pueden ser utilizadas con este fin.
  2. Ludificación: incluir reglas de juegos en entornos no lúdicos. Se pone en práctica el conocido "funware", estrategia motivadora que consiste en usar recompensas típicas de los juegos en entornos virtuales no lúdicos para aumentar la participación.
  3. "Game based learning": utiliza un juego concreto con fines de aprendizaje. El juego se convierte en el eje vertebrador, hasta el punto de utilizar la realidad aumentada para activar la experiencia visual interactiva. Sin embargo, no hay que irse demasiado lejos para la aplicación de esta metodología. Tenemos ejemplos más cercanos como una baraja de cartas para aprender sobre ciertas disciplinas. Ya en el siglo XIX, se creaban naipes con diseños diversos para aprender matemáticas, historia, leyes, aritmética o geografía.
Eso sí, no debemos asociar exclusivamente la idea de juego con edad infantil, pues "jugar" no termina de desaparecer a lo largo de nuestra vida, tan solo sufre una transformación con el paso del tiempo. El juego se aplica en la etapa universitaria y se incorpora en las empresas en sus procesos de selección y formación. Son muchas las universidades que utilizan juegos: el póker o los dados se utilizan en cursos de estadística. También se utiliza el Mus para las habilidades directivas o el ajedrez para estrategia. En el colegio, se utilizan juegos sencillos como La Escoba sirven en primaria para aprender sumas y restas o el juego de la oca para aprender ética en secundaria. Existe evidencia empírica de la mejora de la calificación final de los estudiantes que han participado en la experiencia de gamificación. Los beneficios de la gamificación alcanza a alumnos, universidad y empresa.
Con la llegada del verano y las anheladas vacaciones es momento de relajarse, disfrutar y pasar tiempo en familia. Pero no debemos olvidar repasar lo que hemos aprendido durante el curso, para enfrentarnos a septiembre con las energías renovadas. Y qué mejor manera que mediante actividades lúdicas que despierten nuestro interés.
Grupo Colón-IECM se despide durante el mes de agosto para volver el próximo curso con las pilas recargadas. ¡Aunque siempre estamos y estaremos a vuestra disposición!
¿Por qué nos cuesta tanto encontrar trabajo?
¿Cuál es el primer obstáculo al que se enfrentan los jóvenes para acceder al mercado laboral? Existen un sinfín de barreras a las que pueden enfrentarse esta generación en la búsqueda de empleo: formación académica, alta competitividad por la escasez de vacantes, coyuntura económica… Sin embargo, si les preguntamos a ellos cuál es su percepción, consideran que la principal dificultad para acceder al mercado laboral es la falta de experiencia previa. Así lo demuestran estudios recientes, los que concluyen que el 48% de los jóvenes aseguran que la principal barrera para encontrar trabajo es su inexperiencia en un puesto laboral.

¿Cómo nos enfrentamos a una entrevista sin la experiencia suficiente?

Un currículo elaborado es un buen comienzo para seleccionar a alguien para un puesto, siempre y cuando tenga las capacidades necesarias para adaptarse a la vacante a la que postula. El liderazgo, la capacidad de aprendizaje y la falta de experiencia serán determinantes no solo para entrar en el mercado laboral, también para mantener un puesto de trabajo. Nos enfrentamos a nuevos retos que requerirán que el postulante tenga una clara orientación digital capaces de gestionar proyectos, pues las compañías están en plena transformación. Pero, ¿cómo saber hacer sin experiencia? Es momento de potenciar al máximo tus capacidades: tu genialidad, creatividad, empuje… En una entrevista de trabajo presta atención:
  • No subestimes la importancia del lenguaje no verbal. Mantén el contacto visual, lenguaje corporal y gesticulación.
  • Demuestra tu capacidad de liderazgo: aunque no hayas liderado nunca un proyecto, puede que te hayas enfrentado a situaciones en la que hayas tenido que demostrar tus capacidades de liderazgo.
  • Trabajar en equipo: puede sonar a tópico, pero ser capaz de colaborar con tus compañeros en situaciones de tensión son un punto a tu favor frente a un reclutador. Recuerda cuáles son tus fortalezas en la forma en la que te relacionas con las personas.

¿Qué ponemos en nuestro CV?

  • Adapta tu CV al puesto concreto al que te vas a presentar. Al carecer de experiencia tendrás que esforzarte un poco más: busca información sobre la empresa, el perfil qué buscan, sus valores…
  • Destaca tus "hard skills" (habilidades duras). Estas competencias podrás adquirirlas mediante la experiencia profesional y la formación. Son aquellas habilidades concretas que te permiten llevar a cabo una determinada tarea. Es decir, si no dispones de la experiencia, distingue los conocimientos técnicos adquiridos durante tu formación académica.
  • Acompáñalo de una carta de presentación en la que te muestres motivado. Un punto a tu favor será la inclusión de referencias y recomendaciones (profesores, antiguas prácticas…) De esta forma, podrán comprobar que están ante un candidato válido.
  • Y lo más importante: no aportes datos que carezcan de valor, ni mientas en la información que aportes.
Alba Zamudio
Sin control, no hay stock

¿Qué es la gestión de stock y por qué es importante para tu empresa?

Una correcta gestión de stock es una herramienta imprescindible para el éxito de todo negocio. Debemos saber en todo momento con qué productos contamos y en qué cantidades para evitar una posible pérdida de ventas por fallos en el control de stock. El motivo es evidente: nada frustrará más a un cliente durante el proceso de compra que encontrarse, una vez escogido el producto, con que no puede adquirir por existir una rotura de stock.
Para realizar una correcta gestión de stock es fundamental realizar un inventario muy exhaustivo de todo lo que tengamos a la venta y en el almacén, indicando las cantidades disponibles de cada producto. También es importante contar con otro tipo de dato como, por ejemplo, la fecha de adquisición de cada producto y, en caso de disponer de una gran multitud, su ubicación en el almacén para facilitar su rápida localización. A partir de aquí, debemos llevar un control para una adecuada gestión y planificación entre los productos que vendemos y los que compramos a los proveedores.

La importancia de un buen organigrama

La importancia del organigrama en la estructura de una empresa es primordial. Al planificar la comunicación interna y el volumen de trabajo, estructurar un organigrama es muy importante para agilizar los procesos. Éste tiene como objetivo presentar de forma clara, objetiva y directa la estructura de la empresa.

Herramientas para el control de la jornada laboral

Los sistemas de localización son una herramienta tecnológica que permite registrar la jornada laboral de los trabajadores. Las últimas tecnologías de geolocalización y gestión de flotas se ha convertido en una herramienta eficaz para todo el sector de transporte. Especialmente con la actual crisis sanitaria que ha hecho que las empresas tengan que pensar en nuevas herramientas de gestión para adaptarse a esta nueva situación.

La importancia de la gestión logística

En cualquier negocio en el que se vendan productos materiales, una buena gestión logística se hará imprescindible. Si una empresa que posee un almacén, va a necesitar de esta gestión para su perfecto funcionamiento. Mientras mejor sea el servicio, los clientes quedarán satisfechos y, por ende, confiarán en nuestra empresa. En este sentido, las nuevas tecnologías pueden ser claves para conseguir una buena productividad y reducir errores humanos.
David Serrano, docente en Gestión Logística y Transporte
¿Qué buscan las empresas en la "nueva normalidad"?
El escenario post Coronavirus no solo trae novedades sobre cómo afrontar nuestra rutina diaria, relacionarnos con otros y cómo nos comportamos como ciudadanos. Las empresas han cambiado su orientación en relación a las competencias que demandarán las organizaciones. El modelo de liderazgo tradicional queda obsoleto al enfrentarse a estos nuevos desafíos: la solución pasa por un liderato estratégico y empático. En esta nueva era muchas personas tendrán que reciclarse para asegurar su empleabilidad. Por lo pronto, a los desafíos que nos encontrábamos los trabajadores y empresarios se suma la incertidumbre y la volatilidad de estos momentos. En este sentido, ¿qué competencias serán las más demandadas por las empresas?
  1. Creatividad ante nuevos retos: aquellos capaces de generar nuevas ideas y estrategias, y que a su vez lo proyecten en retos de trabajo ambiciosos. Además de generar nuevas propuestas, también serán capaces de compartirla, lo que requiere de dotes comunicacionales, trabajo en equipo y tolerancia.
  2. Capacidad para ser prácticos: esto se traduce en la habilidad de transformar los objetivos en planes de acción reales. Para llevar a la práctica las metas de la empresa, el trabajador debe ser consciente de los recursos con los que cuenta el negocio: financieros, humanos y materiales. De esta forma, la persona encargada conocerá en profundidad los retos de la empresa y organizarse en torno a estos.
  3. Resultados visibles: para lograrlo, deberán de jerarquizar tareas teniendo en cuenta cuáles son las prioridades y garantizar de que se ejecuten de forma efectiva. En este sentido, marcar el ritmo de trabajo es esencial con unas expectativas adecuadas.
  4. Empatía: formando parte de un equipo de trabajo, valorarán muy positivamente que los responsables sean sociables y empáticos. Disponen de la habilidad de inspirar al resto de compañeros a través de su entusiasmo y seguridad.
  5. Apoyo y comprensión: escuchar al otro, mantener un dialogo y realizar críticas constructivas serán las claves para empoderar a los miembros de un equipo y ayudarles a crecer.
  6. Honestidad: es importante ser honestos en una entrevista de trabajo, pero más conveniente es serlo con uno mismo. Identifica tus puntos más débiles y fortalezas para utilizarlas a tu favor.
Ante el riesgo de quedarnos obsoletos, la empleabilidad es algo a lo que prestamos especial atención. El impacto del Covid en el mundo ha sido brutal; millones de personas han perdido su puesto de trabajo. Paralelamente, las organizaciones tratan de anticipar cuáles serán las capacidades que van a necesitar en un futuro y aumentar, así, su plantilla. Es momento de ser flexibles y afrontar la reconversión laboral con nuestras mejores competencias.
España florecerá
La pandemia que ha azotado el mundo nos ha recordado de forma contundente que no siempre se tienen las respuestas adecuadas a los problemas y que a veces surge lo inesperado cuando menos hace falta.
Muchas floristerías de España se han visto obligadas a tirar casi todo su género de una forma trágica; sin ni siquiera poder regalar sus flores a un amigo o clientes por miedo a extender el virus.
El Día de la Madre se sumó así a la catástrofe que para el sector español de la producción y distribución de flor cortada y planta ornamental ha supuesto la cancelación de la celebración de las Fallas, Semana Santa, Sant Jordi y Cruces de Mayo, así como de comuniones y bodas. Al igual ha ocurrido con la floricultura de otros países productores de importancia mundial, como Holanda, Colombia y Ecuador. Las pérdidas de los productores, viveristas y centros de jardinería españoles superan los 440 millones de euros, y se han tenido que destruir en campos e invernaderos miles y miles de flores.
El Coronavirus supone un antes y un después. El mundo va a cambiar. Va a cambiar radicalmente. Nada volverá a ser como antes en el sector. Tras el confinamiento se abre un nuevo período con nuevos retos y dificultades que tenemos que afrontar.
La necesidad del sector de la floristería de encontrar soluciones a la crisis en la que nos encontramos por el COVID19 ha hecho plantear la búsqueda de alternativas al comercio tradicional y la unión de todos los agentes en encuentros multisectoriales.

Vender por Internet manteniendo una tienda online ya no es el futuro, es el presente

La digitalización del sector debe ser impulsada en todos los ámbitos hasta lograr implantar en el país una verdadera cultura floral que aún estamos lejos de haber alcanzado. Otro elemento prioritario será la colaboración entre asociaciones, distribuidores y floristas que nos permitirá, entre otras cosas, realizar campañas en común.

La importancia de la formación en marketing digital en el negocio de floristería

Después de la crisis hemos visto un alza sin precedentes del comercio online para floristas. Sabemos el potencial que este canal de ventas genera pero, ¿sabemos cómo aprovecharla? Es primordial entender que ya antes de la crisis se debía integrar la tienda física con todas las actividades digitales (aunque primase la tienda como punto de encuentro). Hoy, y ya para el futuro, lo digital tiende a ser la fuente principal para el negocio del florista. La tienda juega un rol secundario y recoger presencialmente los pedidos se convierte en una ardua tarea por dos razones principales: las colas y la incertidumbre que genera estar reunidos tras el COVID19. Por esta razón, tenemos que formarnos y adquirir conocimientos y herramientas para entender los conceptos del marketing digital y la integración de las herramientas dentro de nuestro nuevo modelo de negocio.
Hay que entender el concepto de marketing para el florista de hoy y cómo encontrar tu segmento. Diseñando una estrategia de captación de clientes web como una floristería local: SEO, SEM y Branding (RRSS). Siempre, teniendo en cuenta el viaje del usuario en nuestra web: desde su aterrizaje hasta la compra.
La presencia en internet es crucial dentro de la nueva normalidad en la que nos encontramos. Tanto para aquellas floristerías que están convencidas de que la red no es para ellas, como para quienes abrieron un perfil en Facebook y creen que con eso ya han hecho suficiente. Internet es una parte crucial de nuestro día a día como consumidores y por tanto tiene que ser una parte crucial en la estrategia de todos aquellos negocios.

La importancia de la formación continua

La formación es, o debería ser, uno de los aspectos más importantes en la vida de una persona. La formación nos otorga un aumento considerable de la autoestima y de las habilidades sociales (proactividad, empatía, compromiso, tolerancia…) a través de la cual, de forma indirecta, provoca una mejora en nuestras relaciones personales.
En realidad, no solo aumentarás tu competencia profesional, sino que también mejorarás tu productividad. El hecho de que tengas una mayor capacidad te permite, de forma directa, afrontar cuestiones como la toma de decisiones importantes o la resolución de situaciones conflictivas de una forma más eficaz.
La formación es la base para que un profesional lleve a cabo su trabajo con seguridad y eficacia; como no podía ser de otra forma, también para ejercer la profesión de florista.
Más allá de las necesidades, las preferencias, las opiniones, por encima de todo está la FLOR. En su esencia, podemos entender el Arte Floral como el arte de tomar materiales florales y no florales tales como plantas y/o accesorios con características decorativas especiales por sí mismos y unirlos para crear composiciones equilibradas y estéticamente agradables con un fin específico. Por lo general, se basa en expresar sentimientos, emociones o la decoración de algún espacio en especial, en la que se incorporan los elementos del diseño: línea, forma, espacio, textura… Dentro de esta disciplina estudiamos conceptos básicos como la teoría del color, la proporcionalidad, los balances y el equilibrio visual. Al igual que tenemos asumido que un arquitecto o un pintor han de pasar por la facultad y deben dominar las corrientes y la técnica, cada vez más vamos siendo conscientes de que en el diseño floral necesitamos de lo mismo. Debemos empezar a asumir que el arte floral es un arte como lo es la pintura o la escultura, por lo que necesita de un periodo de aprendizaje: en esto debemos ser conscientes de que la técnica es importante y para dominarla son necesarios dos procesos: teoría y práctica. Para ser un profesional, primero hay que formarse. Y una profesión se aprende mejor si confiamos en alguien que sabe lo que lleva entre manos, con los conocimientos apropiados y con capacidad para transmitirlos.
Rosa Calvo, especialista en diseño y arte floral
Las telecomunicaciones se imponen en el mercado laboral: estas son las competencias que debes potenciar

¿Qué es? Cómo se plantea el futuro

El mundo de las telecomunicaciones ha revolucionado el sector audiovisual, televisivo, telefonía e Internet de la mano de sus profesionales TIC: diseñadores de productos, analista de sistemas, programadores, administrador de base de datos, consultores, especialistas de soporte en clientes o ayuda en línea, instalador de redes y un sin fin de expertos. ¿Qué implica el concepto teleco? En el imaginario colectivo este término está relacionado con sistemas difíciles de entender y tecnologías complejas. Sin embargo, las telecomunicaciones están más enfocadas a la comunicación electrónica y los dispositivos electrónicos.
¿Sus ventajas? Un sector tan presente en diferentes ámbitos necesita de profesionales especializados. En este punto debemos señalar que este campo no requiere exclusivamente perfiles altamente cualificados: los técnicos de nivel intermedio son cada vez más demandados. No solo para llevar tareas propias de este campo, puesto que el futuro de las telecomunicaciones, como no puede ser de otra manera, ambicionan con un modelo de negocio digital. Sus esfuerzos se dirigen en una doble vertiente: por un lado, soportar los desafíos continuos de la industria y, por otra parte, la apuesta por modelos comerciales digitales. En este último aspecto, las empresas afirman que ven el talento como un elemento clave para la transformación digital, haciendo hincapié en que la falta de habilidades digitales es percibida como una barrera para conseguir dicha transformación. Para hacer frente a estos retos, un gran porcentaje de compañías seleccionan perfiles que dispongan de las competencias necesarias para la digitalización de sus negocios. Si además de estas capacidades, están cualificados para optimizar su marca online y obtener un buen posicionamiento en la web, mayores serán las opciones de los postulantes.

¿Qué perfil buscan?

Los estudios relacionados con las telecomunicaciones permiten posicionar a los que se forman en este sector en una de las salidas profesionales con más reconocimiento del mercado laboral. Dos perfiles especialmente demandados son:
  1. Aquellos necesarios para desarrolla la tecnología: diseño de componente, redes y desarrollo de aplicaciones basadas en Internet o para aplicaciones móviles.
  2. Los que sacan provecho de la tecnología, tales como administración de redes, integración de soluciones, consultor…
Como comentábamos anteriormente, estudios de mercado reflejan una demanda creciente de técnicos de nivel intermedio, lo que se traduce en jóvenes capacitados para realizar la instalación, mantenimiento y programación de nuevos sistemas.

¿Qué competencias debes poseer?

  • A más formación, mayores son las posibilidades: la informática, equipos audiovisuales, la telefonía, Internet son algunas de las áreas de fácil acceso en las que puedes especializarte. Si ojeamos las tendencias tecnológicas del momento, el sector de las telecomunicaciones no escapa de conceptos como el Big Data, clave para conseguir la transformación digital que mencionábamos anteriormente y seguir compitiendo en el mercado.
  • Se requieren, por tanto, personas que estén tecnológicamente “al día”. Pero sin olvidar su capacidad de trabajo individual y en grupo: pues tendrán que desarrollar actividades que requieren de un trabajo fundamentalmente individual o trabajar en equipo.
  • Asimismo, hará falta que dispongas tanto de un conocimiento detallado de determinadas herramientas al mismo tiempo que posees una visión generalista de las tecnologías.
Que la brecha digital no te "descuelgue"
En nuestro post "Como el e-learning salvará la educación durante la pandemia", comentábamos cómo la enseñanza digital iba ganando terreno en el área educativa. La sociedad ha asumido el concepto del lifelong learning, fruto de la necesidad de adaptarse a los cambios que produce la globalización: estar en un continuo proceso de aprendizaje. En países desarrollados interiorizar esta práctica ha resultado fácil, provocando un incremento en la productividad de las sociedades donde se aplica. Sin embargo, ¿qué sucede con aquellas personas que tienen dificultad de acceso a estas tecnologías de la información? Una de las problemáticas más comentada en los últimos años, y especialmente en los últimos meses, ha sido la "brecha digital". El e-learning ha traído consigo la mejora en la productividad de los trabajadores cualificados, pero ha ensanchado la distancia entre éste y los trabajos no cualificados que no participan en este proceso. El avance vertiginoso de las tecnologías ha aumentado la exclusión social mediante el analfabetismo digital, lo que se ve reflejado, en última instancia, en el nivel de ingresos.
La brecha digital es uno de los fenómenos que más preocupan a los teleformadores, constituyendo un tema de análisis fundamental en sus contenidos formativos. Si bien existen múltiples variables que justifican el uso del e-learning como la flexiblidad, su accesibilidad, la interactividad, comunicación continua, reducción de costes…, el INE indica que 700.000 españoles no poseen ninguna habilidad digital, y otros 11 millones solo acreditan habilidades digitales bajas. O lo que es lo mismo, alrededor de un 30% de la población no se ve capacitado para moverse en entornos digitales. ¿Cómo fomentamos, entonces, la inclusión digital? El Covid-19 ha puesto sobre la mesa que la red es fundamental para la enseñanza, el trabajo en remoto, la tele-sanidad y otros servicios públicos. Por lo que se hace especialmente necesario que se promuevan planes de formación dirigidos a colectivos más vulnerables en cuanto a capacidades tecnológicas se refiere. Desde los centros de Colón-IECM hay una gran concienciación sobre esta problemática por lo que está poniendo todo su esfuerzo en guiar y acompañar al alumnado durante todo el proceso de aprendizaje, desde que se conectan por primera vez hasta que finalizan su última entrega.
  1. En el inicio, se pone a disposición del alumnado un vídeo explicativo en el que se describe paso por paso las distintas herramientas que pueden usar en la plataforma virtual.
  2. Conforme avanza el curso, los tutores realizan un seguimiento diario en el que se aseguran que ningún alumno haya tenido problemas con la visualización de alguna unidad o se encuentre perdido o "atascado".
  3. Para dinamizar la comunicación, los tutores hacen uso de dispositivos móviles. De esta forma, resulta más ameno y cercano resolver las dudas tecnológicas que puedan surgir entre los estudiantes. El tutor puede guiar al alumno en todo momento desde la plataforma e indicarle los pasos a seguir de forma conjunta.
  4. El esfuerzo no recae solo y exclusivamente en el tutor, el aula virtual está diseñada para adaptar la enseñanza en diferentes formatos. El móvil es el dispositivo principal de conexión a Internet para la mayoría de usuarios. Hoy en día no hace falta un smartphone de gama alta para navegar por la red, una económica puede facilitarte las mismas funciones.
Estos esfuerzos se dirigen a fomentar una educación lo más inclusiva posible, que elimine las barreras y limitaciones en un contexto de vulnerabilidad. Ahora que tenemos la certeza de que nos vamos a enfrentar a un modelo híbrido en los próximos cursos en el que se combinará la enseñanza presencial con la virtual, todo el que acceda a un plan formativo debe sentirse acompañado y apoyado en todo momento: el abandono no nunca debe ser una opción. Tan solo el acceso a las mismas oportunidades formativas y el desarrollo de nuestras competencias tecnológicas garantizará que podamos competir en un mercado laboral cada vez más resentido.
Alba Zamudio
Al mal tiempo buena cara y asertividad
La palabra crisis nos persigue a lo largo de toda nuestra vida. Desgraciadamente, en los últimos años y en el propio discurso de la vida cotidiana, nos vemos superados por crisis económicas, sanitarias o simplemente emocionales. En el transcurso de estos 15 años se han concentrado gran variedad de ellas. Por solo hacer mención de algunas, podemos hablar de la terrible crisis financiera que hemos vivido, cuyas consecuencias han sido devastadoras tanto a nivel económico, como social. Ahora atravesamos una crisis sanitaria sin precedentes que nos ha obligado a replantearnos nuestra realidad y forma de vida.
as crisis son muchas veces inevitables; por ello, es importante aprender a lidiar con situaciones que nos llevan al límite o nos sobrepasan. Tanto con nosotros mismo, como con los que nos rodean. Ser asertivos cuando nos comunicamos con los demás, mostrar una escucha activa y tener una actitud empática son algunos de los recursos que tenemos a nuestro alcance y que nos ayudan a comunicarnos de manera eficiente y cercana en situaciones de crisis.
Ante una situación en la que nuestro cuerpo y mente perciben como una amenaza, vamos creando respuestas a base de ensayo y error. Nuestra personalidad cuenta con distintos mecanismos de defensa para afrontar estas situaciones de emergencia. Algunos ejemplos de estos mecanismos pueden ser el retraimiento, mediante el cual nos alejamos de una realidad que no somos capaces de entender, la negación o la racionalización, donde intentamos buscar una razón lógica a lo que nos está pasando.
En el ámbito de la intervención social, es básico conocer los protocolos de actuación ante las diferentes reacciones que se pueden presentar en situaciones de crisis. Sin embargo, no sólo es útil conocer estas estrategias si trabajamos en el ámbito social o sanitario. ¿Cuántas veces durante nuestra vida podemos encontrarnos nosotros mismos o algún familiar o amigo ante una crisis? ¿Cuántas veces hemos dudado porque no sabíamos qué hacer ni cómo actuar ante estas situaciones? En nuestra vida diaria, tener estrategias y mecanismos de defensa para afrontar situaciones complicadas es fundamental para tener una buena salud mental. Aunque no seamos profesionales, en nuestro ámbito más cercano, conocer los protocolos oficiales nos permite saber actuar o saber qué no debemos hacer si nos encontramos ante una situación de emergencia en la que podamos ser de ayuda para los profesionales que intervengan.
En los momentos complicados somos capaces de sacar lo mejor de nosotros mismos. Ya hemos visto oleadas de solidaridad para poner nuestro granito de arena ante la emergencia sanitaria del COVID-19, por lo que es evidente que en nuestra personalidad va intrínseca la necesidad de ayudarnos los unos a los otros. Por todo ello, y al igual que con los cursos de primeros auxilios, es necesario saber cómo afrontar estas situaciones y qué caminos son mejor tomar y cuáles no dependiendo de las circunstancias. La inteligencia emocional y la asertividad son siempre claves en esta labor y requieren de un trabajo y actualización continuo.
Raquel Miranda, trabajadora social y profesora de Apoyo psicológico y social en situaciones de crisis en Grupo Colón-IECM
Cómo el e-learning salvará la educación durante la pandemia
Nuestra forma de consumir contenidos ha cambiado conforme avanzan las aplicaciones tecnológicas. La inmediatez y lo sencillo se sobrepone a los tradicionales métodos de estudios, que requieren de un mayor esfuerzo en tiempo y dedicación. ¿Qué ha hecho posible esta transformación en nuestros hábitos? Claramente, las tendencias e-learning. Estas ya auguraban un alza prominente en los próximos años, pero en tiempos de pandemia ha acelerado todo este proceso, posicionando la enseñanza virtual como la solución a todos los parones educativos de las distintas instituciones y organizaciones. Las nuevas herramientas tecnológicas no solo nos permiten consumir contenidos de forma rápida y accesible, transforman por completo tu entorno educativo. Las mesas y las sillas son sustituidas por un aula virtual en casa, con tus compañeros te reunirás en los famosos foros, resolverás dudas con tu tutor desde el chat virtual y pasarás del estudio al aprendizaje "learning by doing" (aprender haciendo).
Estudios recientes sobre las tendencias y previsiones futuras del e-learning predicen el desarrollo de las siguientes herramientas tecnológicas:
  • La Inteligencia Artificial: a través del de desarrollo de la Inteligencia Artificial podrán detectarse problemas de forma rápida mientras un alumno está en realizando el curso. Estos pueden ser la repetición continuada de fallos en una evaluación, un tiempo de lectura elevado en determinadas pantallas etc. Muy útil para identificar qué aspectos podemos mejorar de las unidades formativas y en el software utilizado.
  • Blockchain: la aplicación del Blockchain permite asegurar al alumno que la persona que realiza la formación es la única que accede a sus datos. Esto permitirá garantizar la validez de sus estudios, puesto que su formación es totalmente intransferible.
  • Identidad Digital del alumno: en relación al punto anterior, el reconocimiento facial se plantea como una de las soluciones para evitar el fraude académico. Esto permite protegernos de los ciberataques, garantizando una mayor confianza y seguridad.
  • Video-Learning: un gran porcentaje de personas prefieren consumir contenidos multimedia a leer un texto en Internet. El papel que juega la narrativa audiovisual en las plataformas de enseñanza virtual ha ido acrecentándose con el tiempo. Ésta ha terminado por conseguir que el que alumno y el profesor hablen el mismo idioma: YouTube vs pizarra y tiza.
  • Edutubers del e-learning: hablando de Youtube, se ha propiciado un panorama donde surgen los llamados edutubers, los cuales son divulgadores de conocimiento que utilizan esta plataforma como herramienta de divulgación.
  • Micro-Learning en píldoras: esta tendencia ha ganado cada vez más adeptos, no solo entre estudiantes, también entre trabajadores que desean mejorar sus capacidades profesionales y no disponen del tiempo para ello. De esta forma pueden aprender a su propio ritmo y en cualquier momento del día.
  • Mobile Learning: los teléfonos inteligentes o tableta han encontrado su hueco en la educación. No podemos hablar de flexibilidad en el proceso de aprendizaje sin tener en cuenta la ubicación del estudiante. Y el mobile learning facilita precisamente este paso: aprender en cualquier lugar y cualquier momento.
Los métodos de aprendizaje han ido evolucionando de forma muy tímida durante los últimos años. La metodología tradicional ha prevalecido mientras que estas nuevas herramientas iban abriéndose paso en algunos entornos privados. Nunca hasta ahora se ha demostrado tan firmemente cómo de unidas se encuentran la formación y la tecnología, abriendo puertas a un bloqueo educativo sin precedentes. La pandemia terminará desapareciendo, pero sus secuelas permanecerán con nosotros, como así lo hará la educación virtual.
Alba Zamudio
¿Merece la pena estudiar Diseño e Ilustración en tiempos de crisis?
La parte más difícil de un creativo suele ser enfrentarse a la temida pregunta: ¿para qué sirve lo que haces? En tiempos de crisis esta cuestión se endurece con la sentencia: ¡ahora no hay dinero para eso! Pero, ¿qué es eso? Pues bien, "eso", como algunas personas lo llaman, es uno de los mayores canales de comunicación para vender o expresarse. Y en tiempos de crisis, se convierte en un valor que conecta una empresa con su público. Y, por consiguiente, sobrevivir.
Si alguna vez te has preguntado para que vale el diseño y la ilustración en tiempos de Corona-virus, aquí te doy la solución:
  • Facilitar que el sistema sanitario divulgue de forma efectiva, atractiva y comprensible los descubrimientos o recomendaciones a través de la obra gráfica. Esto conlleva elegir los canales adecuados para que personas de diferentes edades o culturas lo asimilen.
  • También controlamos las emociones: podemos transmitir tranquilidad a través de formas, colores y estilos de ilustración, acompañando los mensajes positivos de psicólogos y otros especialistas.
  • Mediante el diseño y la ilustración potenciamos el interés por el texto que lo acompaña. Sin olvidar que cuando cuando algo te gusta, ¡lo compartes! Lo cual, tu mensaje tendrá una mayor difusión, al igual que tu marca o producto.
  • Consolidamos la imagen de tus redes sociales. Estas no han de proyectar un servicio o producto pesado y aburrido. De esta forma, se le otorga una identidad reconocible rápidamente por el usuario entre la competencia (manteniendo una gama cromática, un mismo estilo y tipografía).
  • Influimos en la primera impresión que tiene el usuario sobre tu marca tan solo utilizando una tipografía específica. Para que lo percibas con tus propios ojos, una demostración: observa el ejemplo a continuación y dedica un minuto para ver como la elección de una tipografía o el color puede transmitir valores diferentes.
  • Conectamos tu marca con el "target" (público objetivo por edad, sexo, zona geográfica…) al que te diriges. Tanto el diseño como la ilustración, mediante sus códigos y estilos, influyen en el impacto de una marca o producto sobre un grupo social determinado o sexo.
Nunca dudes lo mucho que la ilustración y el diseño tienen que aportar en tiempos de Coronavirus. Los campos creativos, usados de manera adecuada, son tan útiles como cualquier otra técnica de comunicación o venta. Por estos motivos, sea cual sea la crisis venidera, la figura del diseñador o ilustrador siempre será imprescindible para potenciar el mensaje.
Paco Rosco, profesor de Ilustración y Dirección Creativa de Grupo Colón-IECM
"Superesenciales": las primeras en frenar el coronavirus
Nadie ha matado más virus que ellas. Con sus desinfectantes, bayetas, fregonas y su sacrificio, los trabajadores de limpieza nos han librado de millones de virus. Quién nos iba decir que los más instruidos académicamente iban a ver de golpe como su carrera profesional se paralizaba por un germen microscópico. Las tornas han cambiado, o quizá nunca lo hayan hecho; pero ahora las protagonistas son ellas y las valoramos más que nunca. Hoy hablamos de los trabajadores y trabajadoras de la limpieza, pero se aplica por igual a recolectores, ganaderos, repartidores, mantenimiento, cajeros… Son "superesenciales".
Históricamente se han visto expuestas a una precariedad a la que se suma ahora el Coronavirus. El salario estipulado por ley es de 950 euros por una jornada completa y las horas individuales han de pagarse a 7,40 euros. Las trabajadoras internas, sin embargo, no deben hacer más de 60 horas y cobrar 1150 euros, puesto que la ley contempla que un 33% del salario pueda ser retribuido en especias. El problema radica mayormente en el desconocimiento: en general, se ignoran muchos de los derechos de este sector, siempre y cuando su situación administrativa esté regularizada. Por el contrario, la desprotección es total.
A pesar de las dificultades, desde que fue decretado el estado de alarma, el concepto de limpieza ha cambiado totalmente. Muchos han defendido este colectivo, incidiendo en su labor y en las dificultades diarias que enfrentan. Han estado expuestos como los que más: allá donde hubiera un establecimiento abierto, los limpiadores hacen su magia para permitir que el resto puedan continuar. Son el inicio de cualquier jornada de trabajo, especialmente en los hospitales donde tienen la responsabilidad de evitar posibles contagios. El período de pandemia ha conseguido visibilizar la labor esencial de las más de 420.000 empleadas del hogar y las 718.000 personas encargadas de la limpieza. No solo se ha hecho evidente su importancia, son indispensables para frenar esta lucha y las venideras. Y nunca más deberán ser invisibles.
Alba Zamudio
10 claves para hacer un CV de 10
¿Sabías que el 75% de las candidaturas son descartadas por el Currículum antes de llegar si quiera a la fase de entrevista?
En este artículo encontrarás una serie de consejos que podrás aplicar a tu Currículum y aumentar tus posibilidades.
Además, al final del mismo podrás descargar algunas plantillas que te ayudarán a hacer un Currículum de 10.
El currículum sigue siendo una herramienta casi imprescindible para buscar trabajo.Es tu carta de presentación en la empresa y por ello es importante elegir bien qué vas a poner y cuidar la presentación.
Lo primero que debes tener en cuenta es que los reclutadores reciben cientos o miles de Cv y solo dedican algunos minutos para leer el tuyo, por lo que debes aportar información concreta y específica para el puesto al que te postulas.
¡Ojo! el tiempo medio que dedica a un reclutador a decidir si es o no interesante un Cv está en torno a los 7 segundos.
1. Para y reflexiona.
Antes de escribir tu currículum, para y reflexiona sobre tu vida laboral. Lo bueno, lo malo y lo que quieres conseguir. Identifica fortalezas y áreas de oportunidad.
Antes de redactar el Cv dedica unos instantes a analizar la oferta y la empresa para la que postulas y asegúrate de incluir en tu Cv las palabras clave y aquellos aspectos profesionales que encajen con esa empresa.
Una recomendación importante es que revises y ajustes tu currículum con la oferta a la que te presentes. No hagas un currículum y lo envíes en masa. Es importante dedicar tiempo a tu Cv.
2. Define un formato.
En internet hay muchos modelos sencillos y muy visuales.
Elige el que mejor represente tu personalidad e intereses laborales y lo que quieres transmitir.
Debe ser atractivo a primera vista.
Elige un tipo de letra que se lea bien. Verdana y Helvética siempre son una buena elección.
3. Experiencia.
Es preferible poner antes la experiencia profesional que los estudios.
Organiza tu trayectoria laboral partiendo desde tu puesto actual o el último y en orden cronológico inverso (de más reciente a más antiguo).
Indica siempre Nombre de la Empresa, Puesto desempeñado, duración y funciones o tareas.
Puedes añadir también logros cuantitativos (ventas, porcentaje de crecimiento en ventas, clientes y proveedores). Así como los no cuantitativos: mejora en la satisfacción de clientes, proyectos finalizados etc.
Recuerda que todos los datos que aportes en el currículum deben ser verificables y ten en cuenta que en las entrevistas pueden hacerte preguntas al respecto.
¡Ojo! Si has realizado muchos trabajos que no tienen nada que ver con el puesto al que aplicas, es preferible que NO los omitas. Si tienes que ganar espacio, resume experiencias similares en una, pero asegúrate de destacar visualmente la que sea relevante para el puesto.
Es preferible que el reclutador tenga una idea lo más completa posible de tu perfil profesional y a veces, la experiencia con la que menos contamos puede ser decisiva en una entrevista bien sea por curiosa o porque demuestra que eres polivalente.
Además, es mejor eso que dejar espacios de tiempo vacíos en el Currículum.
4. Estudios, Cursos, Seminarios y Diplomas.
Para acortar, incluye sólo el último grado de estudios, el más alto o representativo para el puesto que solicitas.
Si eres licenciado o graduado, se da por hecho que tienes toda la formación anterior y por eso no hace falta incluirlos.
Cursos, seminarios y diplomas: Incluye sólo los que tengan que ver con el puesto buscado
5. Idiomas y Habilidades informáticas o tecnológicas.
Si decides incluir idiomas, evita colocar porcentajes y huye del "básico" "medio" o "avanzado" Es preferible simplificarlo con los niveles del Marco Común Europeo de referencia para las lenguas (A1, A2, B1, B2, C1 y C2).
Si tienes algún título, inclúyelo directamente y pon el nivel con el que se corresponde.
¡Ojo! Si tu nivel es básico, es preferible que no lo pongas, omítelo porque no es relevante y puede provocar justo el efecto contrario del esperado.
Respecto a los conocimientos y habilidades informáticas o tecnológicas, inclúyelas junto con los idiomas y preferiblemente siempre al final.
6. Haz que sea diferente.
Incluye elementos diferenciadores, si tienes un blog profesional, un portafolio o perfil profesional en redes sociales (LinkedIn, Facebook, YouTube, Twitter, Instagram) añádelos.
7. Longitud máxima. Lo ideal es 1 página, pero máximo 2.
Simplifica los conceptos. Redacta de forma concisa, breve y comprensible. Si se puede poner en 2 o 3 palabras, mejor. La información cuanto más esquemática y menos desarrollo mejor (recuerda que es mejor todo aquello que podamos transmitir de un golpe de vista). Utiliza un lenguaje sencillo y huye de los tecnicismos salvo para cosas imprescindibles.
Añade viñetas y separa los bloques de forma visible.
Todo esto ayuda también a los reclutadores a ver qué te comunicas de forma efectiva.
8. Revisa la ortografía: faltas de ortografía, acentos, puntos y comas.
En este punto no se puede fallar. Una falta de ortografía en un currículum puede ser definitiva porque indica las habilidades escritas y el gusto por el detalle del candidato.
Recuerda que puedes apoyarte en las herramientas que tienes a mano como el corrector de Word o cualquier herramienta de validación de ortografía del programa de procesar de textos del que dispongas
¡Ojo! Tened cuidado y revisad cada corrección porque también puede llevar a errores con los nombres de las empresas o de los puestos.
9. No te olvides de incluir tus datos de contacto.
Asegúrate de incluir:
  • Nombre y apellidos.
  • Teléfono de contacto.
  • Correo electrónico.
¡Ojo! La dirección de correo electrónico es importante que sea seria y profesional. Preferiblemente que contenga nombre y apellido/s. Si no tienes o solo tienes aquella que usabas hace 10 años, en Gmail tardas menos de 3 minutos en crearte una dirección de correo electrónico. Esto es muy recomendable.
10. ¿Foto o no foto?
Preferiblemente Sí.
Pero ten cuidado a la hora de elegirla. Si decides incluir una fotografía, trata que sea lo más profesional posible, bien iluminada, que se te vea bien la cara, trata que el gesto sea amable y preferiblemente de frente.
Mejor que no sean de cuerpo entero. Es preferible la cara o en su defecto el busto (como l@s presentador@s de televisión).
No recortes una foto ni utilices un Selfie.
¡Un consejo! Si has incluido tus redes sociales profesionales, es muy buena idea poner en todas ellas la misma foto que el el Cv. Esto da buena imagen y, hoy en día, la mayoría de los reclutadores suelen hacer una búsqueda en internet sobre el candidato antes de seleccionarlo.
Una vez hayas hecho todo esto, guarda el archivo en PDF. Es preferible no enviar el Currículum en formato Word, dado que depende de dónde lo abra el reclutador, se verá de una forma u otra y se pueden descuadrar líneas o textos.
Al pasarlo a PDF te aseguras que lo vean exactamente como hayas elegido que se vea.
Un consejo interesante es que se lo muestres a otras personas y aceptes las críticas.Puede hacerte ver algo que no habías visto y así corregirlo antes de enviarlo.
Depende del sector profesional en el que quieras trabajar, es interesante tener el Currículum en otros idiomas, al menos en inglés.
De esta forma, podrás demostrar el dominio de la lengua y además es imprescindible en algunos puestos con relación internacional.
Ya tienes todo lo necesario para hacer un buen currículum, ahora ¡Manos a la obra!
Descarga nuestras plantillas:
Adela R. Gancedo
Responsable de Selección y Formación Grupo Colón IECM
La generación quebrada por dos crisis
El Coronavirus ha sido la gota que colma el vaso para la generación que dio sus primeros pasos hace 30 años. En 2008 llegó la primera dosis de realidad económica que pondría su estabilidad en jaque; una década después, se enfrentan a su segunda crisis. Bienvenidos a la generación "perdida", aquella que comprende tanto a los "millenials", como sus antecesores. Este término se acuña a la población española constituida por jóvenes que tienen entre 25 y 40 años y que, por la coyuntura económica y social existente, han vivido una situación sin precedentes: dos grandes recesiones en apenas 12 años.
Tras el primer estacazo económico en 2008, la juventud española constituyó el colectivo más afectado económicamente. No solo motivado por sus altas tasas de paro, también por la precariedad de los contratos, temporales en su mayoría, y sueldos mileuristas que permiten vivir "al día". La normalización de esta situación ha desencadenado en una inestabilidad económica que imposibilita hacer planes a largo plazo: comprar un coche, una vivienda o crear una familia se encuentra en el imaginario de muchos y en la realidad de muy pocos. Aquellos que lograron encaminar sus proyectos vitales y mantener cierta estabilidad se ven azotados nuevamente por una segunda crisis sin el menor respaldo económico, salvo el de sus familiares.
La recesión provocada por el Coronavirus ha golpeado fuertemente a los jóvenes: el impacto económico de esta pandemia mundial iniciada en marzo en nuestro país, ha supuesto una subida de paro con respecto al mes anterior de hasta un 16% para los jóvenes de entre 25 y 29 años. Algo menos para los que tienen entre 30 y 40 años, cuyo paro ha escalado un 13,4%. Desde el inicio de la crisis se han perdido alrededor de un millón de empleos, de los cuales el 50% corresponde a menores de 35 años.
Pasaremos por un periodo en el que la población que no esté preparada desde un punto de vista formativo tendrá más dificultades para hacer frente a este cambio. Los datos de abril y mayo serán más difícil de digerir y la respuesta parece ser la misma que se ofreció hace una década: el valor de los estados reside en la capacitación y la inteligencia. Los más formados sufrirán en menor medida las consecuencias económicas del mercado laboral.
¿Qué diferencia una persona productiva de otra?
Todos hemos compartido espacio con ese compañero o compañera de trabajo/estudio que siempre se adelanta a las fechas de entrega a pesar de tener una cantidad ingente de trabajo por realizar. Te preguntas cómo lo hacen para conciliar trabajo con vida social y sobrevivir al mismo tiempo. No te alarmes: no estás solo en esta preocupación.
Quien comparte las mismas inquietudes es la escuela de negocios MIT Sloan, quienes recientemente han publicado un estudio que da a conocer los hábitos que acostumbran los profesionales más productivos. Su análisis se ha basado en encuestas realizadas a 20.000 personas pertenecientes a los seis continentes. Como resultado, han determinado que los profesionales con mejores resultados en cuanto a productividad comparten y repiten esta rutina:
  1. Organizan su trabajo en base a sus prioridades principales y actúan con objetivos bien definidos.
  2. Desarrollan técnicas efectivas para manejar grandes volúmenes y de información y múltiples tareas.
  3. Comprenden las necesidades de sus compañeros: facilitan reuniones cortas, la comunicación y establecen direcciones claras.
Hábitos aparentemente fáciles, pero una buena organización en la planificación de tu jornada requiere de práctica. ¿Cómo maximizar tu productividad? Vayamos a los detalles: los analistas de MIT Sloan aseguran que debemos revisar nuestro horario la noche anterior para determinar las prioridades; controlar nuestros correos en base a quién los envía y la descripción del asunto; desgranar cada proyecto en pequeños pasos, para una mejor asimilación y no realizar una reunión de más de 90 minutos. Parece más asequible, ¿verdad?
Si en tiempos de confinamiento no eres tan "productivo" como deseabas, no te preocupes: ser multitareas es una aptitud que puedes adquirir con el tiempo.
¿Cómo usar nuestra plataforma?
¿Te has inscrito en uno de nuestros cursos online y tienes dudas sobre el uso de la plataforma? ¿Te encantaría comenzar tu formación online, pero temes no saber manejar las herramientas digitales? ¡No te preocupes! Hoy os traemos este sencillo tutorial con el que aprenderás a moverte por la plataforma fácilmente. Y si tras su visualización, tienes alguna duda: ¡qué no cunda el pánico! Estamos aquí para ayudarte a resolver y atender a tus consultas.
"Paco me ayudó a crear un concepto de marca sólido que espero lanzar el año que viene"
P. Cuéntanos sobre tu experiencia en el curso. ¿Cumplió tus expectativas?
R. Cumplió mis expectativas totalmente y por duplicado. Tuve la oportunidad de realizar uno de los módulos del Certificado de profesionalidad de Ilustración de la mano de Paco Rosco, enorme maestro y grandísima persona. Paco consiguió exprimir el tiempo que duró un solo módulo y multiplicarlo por mil. Mejoré muchísimo y, sobre todo, me hizo mirar de manera realista cómo funcionaba la ilustración como trabajo y cómo aplicarla para que el resultado final fuese apetecible en el mercado actual. Por primera vez realmente pensé que podía vivir de esto y fue Paco quien me puso los pies en la tierra y me ayudó a plantearme cómo debía vender mi producto y cómo tratar con un cliente, que para un artista es un paso importantísimo y determinante. Gracias a él di el paso, fue increíblemente motivador e ilusionante. Meses después tuve la gran suerte de poder realizar el Certificado de Ilustración completo, esta vez con Sebas Cabero: un crack. Su planteamiento fue muy completo y realista; aprendí a trabajar con técnicas que nunca hubiese imaginado y me ayudó a salir de mi zona de confort como ilustradora. Mis herramientas como ilustradora son mucho más amplias ahora y gracias a eso soy bastante versátil. Además, me puso en contacto con Motion Graphics, que es un mundo que me apasiona y que tiene bastante demanda.
P. ¿Por qué te decantaste por el Certificado de Ilustración?
R. Antes del curso me dedicaba al diseño, fabricación y venta de joyería artesanal en macramé y orfebrería. Ya sabes, "la chica del puesto de la feria de artesanía"; esa era yo. Lo disfrutaba muchísimo, pero es un trabajo muy inestable. Después de 10 años no había encontrado la manera de vivir de ello con cierta holgura, llegué a un impasse en el que se convirtió en una carga. Después Paco, que se había convertido en un amigo, me ayudó a replantearme el concepto de mi artesanía y a crear un concepto de marca sólido que espero estar lista para lanzar el año que viene. Así que cuando me llamaron de Grupo Colón para hacer aquel módulo lo vi como una señal de la vida y no lo dudé un segundo. Sabía que era justo lo que necesitaba, y así fue.
P. ¿Qué destacarías de él?
R. En Grupo Colón realmente quieren darte herramientas para el mundo laboral y los profesores tienen muy claro por dónde hacerte pasar para que puedas afrontar cualquier trabajo que se te plantee. Por supuesto el que tú salgas de verdad preparado de una formación depende de ti, pero ellos ponen toda la carne en el asador, y se agradece. Es una experiencia altamente recomendable.
P. En el plano laboral, ¿cómo te ha beneficiado?
R. Me ha beneficiado hasta tal punto que ahora estoy ganándome los garbanzos con lo que me apasiona y me siento segura en mi trabajo y de mí como profesional. Cuando terminé el Certificado entré de prácticas en una de las mayores empresas de análisis de mercados de España y con ellos he estado trabajando como ilustradora y diseñadora durante los dos últimos años. Ahora estoy ampliando mis horizontes creativos y sigo colaborando con ellos y con otros clientes como freelance, mientras aprendo nuevas herramientas de trabajo y aúno la creatividad, la ilustración, el diseño gráfico, motion graphics y el branding. Estoy muy contenta ahora mismo en lo que al plano laboral se refiere… ha sido un antes y un después.
Cuando se democratiza la enseñanza
¿Os acordáis de cuándo comenzasteis a utilizar la tecnología en las aulas? Si echáis la vista atrás, quizá se difumine ese momento. Llevamos un siglo y alguna que otra generación implantando los avances tecnológicos que están a nuestro alcance para la implantación de la modalidad a distancia. Pasamos de los radiocasetes y los vídeos VHS, a la coexistencia de pizarras “analógicas” con pizarras digitales interactivas; de la correspondencia a la enseñanza telemática.
La educación a distancia se ha consolidado como un modo de enseñar y aprender de miles de personas durante este siglo. Y en este modo de aprendizaje, para que alcance a todos y todas, necesita flexibilizar la rigidez de la formación convencional: pretender que la formación de los individuos se reduzca al periodo escolar y/o universitario es limitar toda posibilidad de actualización profesional. Las actividades no regladas se centran en el perfeccionamiento profesional y suponen un progreso en todos los sectores. Además de las conocidas y valoradas “soft skills”: capacidad y habilidades interpersonales.
La formación a distancia, habiendo traspasado barreras físicas y temporales, ha dado paso a la actualización constante, el perfeccionamiento personal y profesional, y aumento de red de contactos. Son, en muchas ocasiones, el gancho que desmarcan tu CV del resto, pues ponen en valor parte de tu carácter: demuestra motivación, disciplina, madurez y ganas de aprender.
Cuando se habla de educación, nos viene a la mente másteres o títulos académicos universitarios, pero no debemos olvidar que en el proceso de selección, una empresa no solo valora los títulos oficiales, sino el aprendizaje continuo de una persona y cómo aplican el conocimiento aprendido.
Por lo que, aunque este gremio haya sido modesto al incorporar los avances tecnológicas y nos hayamos amoldados a una metodología más tradicional, estamos en el mejor momento de dar una oportunidad a las ventajas y beneficios de estos cursos online.
Kit de supervivencia formativa para la cuarentena
Cualquiera que mapee la situación actual del mercado laboral y las competencias más demandadas por estos, encontrará a golpe de click en Google que la flexiblidad, compromiso, proactividad, capacidad de aprendizaje y adaptación al cambio son las aptitudes prioritarias. Justo esta última es la que nos ponen a prueba como trabajadores y ciudadanos: la flexibilidad y la adaptación al cambio es un bien muy valorado por las empresas, independiente del sector. Hay que aprender a desenvolverse en un entorno cambiante y amoldarse a las necesidades de las empresas en cada momento. Esto incluye, a su vez, nuestra capacidad de aprendizaje, pues los desafíos del mercado nos “imponen” estar a la vanguardia y actualizar constantemente nuestros conocimientos. En otras palabras, el aprendizaje continuo es clave para tu propia competitividad y la de tu empresa.
Sin ir más lejos, en un futuro muy cercano veremos como muchas posiciones serán automatizadas; entre ellas, la del community manager, por ejemplo. Por ello, tendremos que prepararnos ante el cambio y aprender a manejar las herramientas necesarias. Sin importar el sector al que pertenezcas, escalar en el mercado laboral o probar posiciones en otras áreas, nuestra capacitación y aptitudes nos debe diferenciar del resto de postulantes. Ya seas un profesional de la hostelería e inviertas tu tiempo en mejorar tu menú de dietas especiales, o seas docente y decidas adquirir nuevas competencias digitales para la creación de contenidos e-learning, ahora más que nunca hay que reciclarse, aprovechar nuestro tiempo y capacitarnos para los retos del mercado de trabajo.
VER MÁS
OCULTAR

Suscríbete a nuestra newsletter

ENVIAR

Llámanos y solicita más información.

Teléfonos: 914.560.817 / 914.674.510

Certificados de calidad

Madrid Excelente Certificación de Calidad ISO 9001 - ISO 14001 - BS OHSAS 18001

Cursos subvencionados por

Comunidad de Madrid Gobierno de España
Fondo Social Europeo Garantía Juvenil