LAS 11 TÉCNICAS DE ESTUDIO QUE NECESITAS
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra Web para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
LAS 11 TÉCNICAS DE ESTUDIO QUE NECESITAS
LAS 11 TÉCNICAS DE ESTUDIO QUE NECESITAS

LAS 11 TÉCNICAS DE ESTUDIO QUE CONSEGUIRÁN MEJORAR TU APRENDIZAJE

Un buen método de aprendizaje es esencial para conseguir que tus horas de estudio sean efectivas y cumplan su función final, adquirir unos conocimientos necesarios para superar una formación y poder aplicarlos en un entorno laboral.
En muchas ocasiones los estudiantes se encuentran con un problema común, y es que a pesar de invertir muchas horas de estudio, no consiguen economizar el tiempo y tienen que ampliar mucho la duración del estudio para poco contenido. Además, otra causa común suele ser la concentración. Muchos estudiantes manifiestan que gran parte del tiempo que gastan estudiando está dedicado a concentrarse, y que, además, esa concentración suele ser muy frágil. Sobre todo, si no se encuentran en áreas de estudio común como una biblioteca, donde acudir se ha convertido en algo complicado con el tema del COVID.
Es un hecho demostrado que la efectividad de las técnicas varían mucho en función del modelo de estudiante, pero hay un conjunto de ellas que resultan muy efectivas para un gran colectivo estudiantil. Así lo ha demostrado la Universidad de Harvard en un estudio realizado por Henry L. Roediger III, Peter C. Brown y Mark A. McDaniel, publicado en 2014 y llamado "Make it stick: the science of successful learning" (en castellano, "Apréndetelo: la ciencia del aprendizaje exitoso").
En este estudio, se recogen las 11 técnicas más efectivas para hacer de tu formación, un proceso de éxito. Y los cuales, te contamos a continuación.

1 – Subraya lo realmente importante

La efectividad de esta técnica reside en leer inicialmente el texto a estudiar, para comprenderlo a la perfección y, poder así, identificar las partes con mayor importancia informativa. Después, esas partes deberás subrayarlas o marcarlas con rotuladores o bolígrafos de diferentes colores. Así conseguirás asociar esa parte del texto al color, y será más fácil de recordar.

2 – Redacta apuntes propios

De nuevo, lo ideal es que leas el texto para que saques conclusiones propias y comprendas lo que el texto quiere transmitir. Una vez asumida esa parte, la idea es plasmarlo en un papel con tus propias palabras, las cuales seguramente sean mucho más fáciles de memorizar y recordar.

3 – Mapas conceptuales

Consiste en realizar un pequeño esquema en el cual habrá que plasmar las ideas principales o títulos. De esta manera, tendremos de manera mucho más visual los bloques que tendremos que memorizar.

4 – Fichas de estudio

A través de este método, plasmaras las ideas, conceptos, o fechas más importantes de un bloque temático en pequeñas tarjetas. Así, llevarás a cabo un proceso de memorización más ameno y en el cual te podrás apoyar mientras memorizas o repasas el contenido general.

5 – Realizar casos prácticos

La problemática principal a la hora de estudiar es el no entender los conceptos y lo que intenta explicar el texto. Por eso, a través de este método, aprenderás a ver la teoría a través de la práctica, que normalmente suele ser mucho más útil y lúdico. Esta técnica se puede utilizar tanto en estudios de ciencias (finanzas, economía, física…) como de letras (marketing, comercio, comunicación…).

6 - Autoevaluaciones

Realizar pequeños test de manera autónoma sobre lo aprendido, para probarte a ti mismo sobre los contenidos adquiridos, y a su vez, prepararte para el examen o prueba.

7 – Brainstrorming (lluvia de ideas)

Quedar con compañeros que estudien la misma área formativa y lanzar ideas propias sobre el contenido. Cada uno lee de manera autónoma el texto a estudiar, y de manera conjunta se plantean conclusiones.

8 – Técnica mnemotécnicas

Esta técnica consiste en crear palabras nuevas que te resulten fáciles de memorizar. Esta creación de palabras se realiza utilizando la primera letra de los conceptos que debes recordar. Por ejemplo; CEN – Cabecera, Entradilla, Newsletter.

9 – Calendarizar el estudio

Organízate. Crea un calendario donde estipules las horas y días en los que deberás estudiar para preparar un contenido. Marca objetivos diarios, y conseguirás llegar con todo aprendido a la fecha final de estudio.

10 – Imágenes

Muchos estudiantes tienen gran memoria fotográfica, lo que les ayuda a recordar con mejor claridad asociar un contenido a algún elemento gráfico. Estás imágenes pueden ser desde un elemento real plasmado en fotografía, hasta un dibujo creado por ti mismo y el cual sea representativo del temario.

11 – Genera foros de debate

Crea foros de debate sobre el contenido con otros compañeros de formación. Así, como en el brainstorming, podréis aportar visiones diferentes o reflexiones que ayuden a otros a comprender bloques temáticos. Todo de manera actualizada y a cualquier hora del día.
Si consigues aplicar alguna de estas técnicas, o más de una de ellas de manera simultánea, tienes el éxito asegurado. Además, conseguirás concebir el hábito de estudio como algo más ameno y dinámico.
Patricia Casas, creative digital content, communication department y tutora E-learning.

Suscríbete a nuestra newsletter

ENVIAR

Llámanos y solicita más información.

Teléfonos: 914.560.817 / 914.674.510

Certificados de calidad

AEGEF AMACFOR Madrid Excelente Certificación de Calidad ISO 9001 - ISO 14001 Certificación de Calidad ISO 27001

Cursos subvencionados por

Comunidad de Madrid Gobierno de España
Fondo Social Europeo Garantía Juvenil