Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra Web para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Que la brecha digital no te "descuelgue"
Que la brecha digital no te "descuelgue"
En nuestro post "Como el e-learning salvará la educación durante la pandemia", comentábamos cómo la enseñanza digital iba ganando terreno en el área educativa. La sociedad ha asumido el concepto del lifelong learning, fruto de la necesidad de adaptarse a los cambios que produce la globalización: estar en un continuo proceso de aprendizaje. En países desarrollados interiorizar esta práctica ha resultado fácil, provocando un incremento en la productividad de las sociedades donde se aplica. Sin embargo, ¿qué sucede con aquellas personas que tienen dificultad de acceso a estas tecnologías de la información? Una de las problemáticas más comentada en los últimos años, y especialmente en los últimos meses, ha sido la "brecha digital". El e-learning ha traído consigo la mejora en la productividad de los trabajadores cualificados, pero ha ensanchado la distancia entre éste y los trabajos no cualificados que no participan en este proceso. El avance vertiginoso de las tecnologías ha aumentado la exclusión social mediante el analfabetismo digital, lo que se ve reflejado, en última instancia, en el nivel de ingresos.
La brecha digital es uno de los fenómenos que más preocupan a los teleformadores, constituyendo un tema de análisis fundamental en sus contenidos formativos. Si bien existen múltiples variables que justifican el uso del e-learning como la flexiblidad, su accesibilidad, la interactividad, comunicación continua, reducción de costes…, el INE indica que 700.000 españoles no poseen ninguna habilidad digital, y otros 11 millones solo acreditan habilidades digitales bajas. O lo que es lo mismo, alrededor de un 30% de la población no se ve capacitado para moverse en entornos digitales. ¿Cómo fomentamos, entonces, la inclusión digital? El Covid-19 ha puesto sobre la mesa que la red es fundamental para la enseñanza, el trabajo en remoto, la tele-sanidad y otros servicios públicos. Por lo que se hace especialmente necesario que se promuevan planes de formación dirigidos a colectivos más vulnerables en cuanto a capacidades tecnológicas se refiere. Desde los centros de Colón-IECM hay una gran concienciación sobre esta problemática por lo que está poniendo todo su esfuerzo en guiar y acompañar al alumnado durante todo el proceso de aprendizaje, desde que se conectan por primera vez hasta que finalizan su última entrega.
  1. En el inicio, se pone a disposición del alumnado un vídeo explicativo en el que se describe paso por paso las distintas herramientas que pueden usar en la plataforma virtual.
  2. Conforme avanza el curso, los tutores realizan un seguimiento diario en el que se aseguran que ningún alumno haya tenido problemas con la visualización de alguna unidad o se encuentre perdido o "atascado".
  3. Para dinamizar la comunicación, los tutores hacen uso de dispositivos móviles. De esta forma, resulta más ameno y cercano resolver las dudas tecnológicas que puedan surgir entre los estudiantes. El tutor puede guiar al alumno en todo momento desde la plataforma e indicarle los pasos a seguir de forma conjunta.
  4. El esfuerzo no recae solo y exclusivamente en el tutor, el aula virtual está diseñada para adaptar la enseñanza en diferentes formatos. El móvil es el dispositivo principal de conexión a Internet para la mayoría de usuarios. Hoy en día no hace falta un smartphone de gama alta para navegar por la red, una económica puede facilitarte las mismas funciones.
Estos esfuerzos se dirigen a fomentar una educación lo más inclusiva posible, que elimine las barreras y limitaciones en un contexto de vulnerabilidad. Ahora que tenemos la certeza de que nos vamos a enfrentar a un modelo híbrido en los próximos cursos en el que se combinará la enseñanza presencial con la virtual, todo el que acceda a un plan formativo debe sentirse acompañado y apoyado en todo momento: el abandono no nunca debe ser una opción. Tan solo el acceso a las mismas oportunidades formativas y el desarrollo de nuestras competencias tecnológicas garantizará que podamos competir en un mercado laboral cada vez más resentido.
Alba Zamudio

Suscríbete a nuestra newsletter

ENVIAR

Llámanos y solicita más información.

Teléfonos: 914.560.817 / 914.674.510

Certificados de calidad

Madrid Excelente Certificación de Calidad ISO 9001 - ISO 14001 - BS OHSAS 18001

Cursos subvencionados por

Comunidad de Madrid Gobierno de España
Fondo Social Europeo Garantía Juvenil